sábado, 5 de noviembre de 2016


ENTREVISTA DE TELEMUNDO 2011

https://www.youtube.com/watch?v=KxOVStJVQCU

miércoles, 19 de octubre de 2016

CASO MORENO



BLOG
CASO MORENO: PERÚ SIN REFORMA DE SALUD
Un médico peruano es descubierto traicionando la confianza que le otorgó el presidente de la república. La publicación de unos videos incriminatorios ha motivado su separación de un cargo de asesor y ahora se ha convertido en una vulgar piñata. Durante varios días, la prensa y los políticos se han dedicado a denostar del sujeto. La televisión, cuando no, parecía luchar ardorosamente por el rating, organizando entrevistas y haciendo desfilar los consabidos “analistas” políticos. Los diarios y revistas no se quedaron atrás. Algunos hablaban de tecnocracia y corrupción. Otros salían pidiendo al presidente “decir la verdad” y hasta criticaban al primer ministro. Un exministro de salud se aventuró a escribir sobre "la fuerza transformadora de la reserva moral”, ensalzando “el invalorable rol de los medios, cuyas investigaciones y denuncias son una garantía”; también evocaba a Confucio que decía “toda crisis es una oportunidad para el cambio” y así, esperaba que esta crisis de salud traería buenos cambios. No faltaron las encuestas para publicar (y cobrar) una baja en la popularidad del mandatario.
Mucho menos ruido observamos cuando un mal galeno amputó la pierna equivocada de un pobre anciano.
Si nuestro país hubiera implementado una reforma de la salud como vengo proponiendo desde hace una década, el médico Moreno habría sufrido inmediatamente la pérdida de su licencia médica, primero en forma temporal, a fin de que su abogado y los abogados del Directorio de Licenciatura evaluaran el reporte de la Fiscalía Peruana, con la posible pérdida de dicha licencia. Y se hubiera acabado el problema.
De igual modo, el Directorio de Gastroenterología hubiera tomado similar decisión en el especialista Moreno.
Pero como no hay tales instituciones en el Perú, hasta ahora el caso parece estar en manos de la justicia y como ésta tiene pies de plomo, la confusión apareció por doquier. El Colegio Médico está estudiando el caso y hasta el Congreso ya debe estar formando su comisión investigadora.
Habiendo laborado 30 años en los Estados Unidos, por curiosidad revisé las disposiciones del Estado de Texas, donde trabajé 18 años y medio. El Título 3 versa sobre Las Profesiones de Salud y el súb-título B trata de los Médicos. En el Capítulo 164 hay 33 páginas detallando las Acciones y Procedimientos Disciplinarios (ver www.tmb.state.tx.us).
El mes pasado publiqué un video que puntualiza mi propuesta sobre la reforma de la salud. Ahí encontrarán en donde se sitúan los Directorios que se hubieran encargado del caso Moreno. Mientras tanto, el verdadero cambio de la Salud en el Perú todavía no comienza.

Jorge Uceda
20 Octubre 2016



lunes, 5 de septiembre de 2016

Reforma de la Salud en el Perú [Video]



En este video presento mi versión actualizada en un video que espero alce vuelo en las redes sociales y llegue al público en general y a las esferas gremiales, académicas y gubernamentales en particular.

Gracias anticipadas por tu atención y me complacería recibir tus comentarios.

jueves, 30 de junio de 2016

Y LOS PERUANOS DESPERTARON

Y LOS PERUANOS DESPERTARON

No todos, pero sí el 50.124% de los que votamos en la segunda vuelta de nuestras elecciones presidenciales y ello bastó para cambiar la historia.

Hace casi 4 años nació este modesto blog. Su autor, médico de profesión, venía proponiendo hacía un lustro una moderna reforma de salud, pero ella no podría iniciarse con un gobierno acéfalo, algo evidente después de un año de mediocre desempeño. Baste recordar que, en su primer mensaje a la nación desde el congreso, Ollanta  anunció que “todos los peruanos recibirán tratamiento gratis contra el cáncer”.

Vuelto definitivamente al Perú, luego de 30 años en los Estados Unidos y habiendo completado un tercer retorno, no pude menos que volcar en las redes sociales mi crítica y desilusión por tanto tiempo perdido por gobernantes y gobernados, mientras el pueblo continuaba recibiendo una atención médica de tercer mundo, salvo suficientes honrosas excepciones. Así, en Abril y, tres meses después, en Mayo 2013 mis blogs exhortaban a despertar a mis compatriotas, tratando de resucitar la educación cívica de la población y la búsqueda de nuevos líderes.

Un año después, salía “Pensando en el 2016”, alertando a los compatriotas que estábamos próximos a perder el tren de la historia, mientras las instituciones continuaran su marcha complaciente, muy criollas, informales, con sus características deficiencias en el capital humano. La competitividad y el civismo eran virtudes más bien foráneas y los políticos seguían muy ocupados en sus mezquinos intereses. Empero, la población ya mostraba su creciente desconfianza en el gobierno. Se conceptuaba que la búsqueda de líderes políticos era nuestra única esperanza, siempre y cuando se acompañasen de un equipo de expertos, sin cuyo concurso no habría despegue posible. Finalmente, se mencionaba el decisivo rol que le cabía a la juventud.

Ya en pleno 2015, anotábamos la urgencia de abrazar un verdadero pensamiento proactivo para encontrar las autoridades que verdaderamente merecíamos. Comentábamos que ninguna idea es buena si no va seguida de esfuerzo, trabajo y disciplina. La prensa debería asumir su responsabilidad, llevando estos mensajes a los confines del país. El poder electoral tendría que aplicar la ley y exigir una transparente rendición de cuentas y aportes, así como obtener información detallada de cada postulante, sin excepción. Finalmente, hablábamos sobre la organización de debates políticos entre los candidatos a fin de que la población conozca los planes de gobierno, pero no a la hora undécima sino con meses de anticipación.

Así corría el tiempo, hasta que vimos detenido nuestro crecimiento económico, mientras campeaban la corrupción, la inseguridad ciudadana y el narcotráfico. Con excepción de alguna mejora educativa, las reformas no levantaban vuelo. La gran pregunta era si la población tenía consciencia de la pobreza de su elección. El poder electoral había solicitado reformas urgentes. El congreso y el poder judicial mantenían su bien merecida desaprobación general.

La orientación periodística al electorado nacional era, hacia fines del 2015, más apremiante que nunca. La población había reconocido haber elegido mal. Nosotros afirmábamos que era imprescindible incluir a la ciudadanía en el debate político, en lugar de tontamente mantener a la población en vilo con semanales encuestas ya en pleno 2016, con un sinnúmero de candidaturas. Había que tomar examen oral a los candidatos y propusimos cinco debates mensuales, a partir de Octubre 2015. Por supuesto que nadie escuchó.

Y entonces llegaron Abril y Mayo 2016. Milagrosamente, suficientes peruanos despertaron y el 28 de Junio, en una histórica ceremonia en el Teatro Municipal, Pedro Pablo Kuczynski recibió, junto con sus vicepresidentes, el encargo del Jurado Nacional de Elecciones de liderar al Perú en el quinquenio que lo lleve a su bicentenario.

Muchos hablan de los escasos cuarenta y tantos mil votos de diferencia. Yo pienso que en la lista dos hay millones de esos peruanos que continúan adormitados en su pobreza y su ineficiente educación y que, abandonados a su suerte, han sido presa fácil del asistencialismo político y la demagogia de sucesivos encantadores de serpientes e irresponsables dictadores que desafortunadamente hemos tenido a lo largo de casi doscientos años de vida republicana. Aquellos peruanos adormitados finalmente serán justamente tratados por este líder que reapareció en la política y que los mediocres lo tildaban de extranjero y lobista. Este peruano diferente volvió al suelo que lo vio nacer a poner el hombro, dejando atrás riquezas foráneas, para hacer justicia a las mayorías del Perú profundo. Yo estoy convencido que será exitoso una vez más y que el país podrá alcanzar la modernidad. Es hora que los muchos peruanos capaces que tenemos se unan en torno a cumplir el deber que les compete.

Y todas estas expectativas que hoy acariciamos, se la debemos a los millones de peruanos que lograron despertar a tiempo. Que este pasado quinquenio no se vuelva a repetir jamás.

Ahora sí, este médico puede pensar que algún día cercano, los pobres y los no tan pobres del Perú tendrán prevención y atención médica de calidad. Esta es una lucha que aún sigue en pie.

Jorge E. Uceda
Miraflores, 30 Junio 2016




jueves, 7 de abril de 2016

DEBATES ELECTORALES

DEBATES ELECTORALES

El 5 de Agosto del año pasado escribí a Carlos Basombrío (defensor@peru21.com) el siguiente correo sobre la responsabilidad de la prensa para el 2016:

La orientación periodística al electorado nacional es hoy más urgente que nunca. Después de cuatro años de este gobierno mediocre, las discusiones sobre nuestra apremiante situación política, social y económica se multiplican sin cesar. La población reconoce haber elegido mal. Faltando pocos meses para nuevas elecciones, hoy aparecieron increíbles publicaciones en dos diarios de circulación nacional. La primera presenta tres escenarios para el 2016: “Tendencias que cambian con el tiempo, Estrategias a cargo de extranjeros contratados y Candidatos diversos con variable respaldo; la conclusión es que en el Perú nada nos debe llamar la atención”. La segunda publicación compara las elecciones “con un campeonato de fútbol, incluyendo Cuartos de final que rematan en un CADE 2015 con cuatro candidatos, Semifinales para Abril 2016 y una Final (segunda vuelta); recuerda que 40% de electores se deciden siete días antes y que el score previo a la segunda vuelta puede anticipar al próximo presidente del Perú”. ¿No tenían algo mejor que ofrecer estos dos connotados periodistas? ¿No les parece que sus artículos no aportan nada sustantivo a un electorado que busca corregir errores?

Es imprescindible incluir a la ciudadanía en el debate político. Esto no se logra con CADES electorales en Diciembre. Los debates deben comenzar en Octubre. Es fundamental conocer lo antes posible las propuestas de los candidatos y de sus equipos de asesores. No más prensa a los impresentables, aventureros e improvisados de siempre. Que tomen el micrófono y expliquen a la ciudadanía como se resuelven los problemas. Señores periodistas, hay que tomar examen oral a los candidatos. Sólo así el pueblo sabrá a quien confiar su voto. Cinco debates mensuales, de Octubre a Febrero, harán la diferencia. ¿El costo? Por supuesto que habrá un costo, pero éste será ínfimo comparado con los miles de millones de dólares que después nos lamentamos de haber perdido. La prensa sabe cómo financiar la cátedra propuesta. Hacia Diciembre solo quedarían tres candidatos, a lo sumo. El partido se definirá en "la semifinal" de Abril, sin necesitar de una segunda vuelta. El público informado así lo habrá decidido.

Nota: Estoy en Nueva York. Esta noche los 10 mejores candidatos republicanos tendrán su primer debate, a 15 meses de los comicios presidenciables norteamericanos. La población se informa aquí con la debida antelación. Así no tienen que decidir a la hora undécima.

Por supuesto no obtuve respuesta. El domingo 3 que pasó tuvimos nuestro único y pésimamente organizado debate presidencial… y las elecciones son dentro de tres días. ¡Qué vergüenza! Era mucho pedir que el Congreso y el Poder Electoral consideraran la importancia de los debates para ilustrar al pueblo. Pero, los periodistas, lejos de colocarse a la altura de las circunstancias, se recrean en llamar “electarados” a ciudadanos desatendidos por una prensa responsable y lúcida, y más bien se enfrascaron en publicar una multitud de “encuestas” que contribuyeron a fomentar la desinformación que hoy todos comentamos. Y la cereza la dio hoy una conocida y atolondrada periodista al declarar torpemente que hay fraude en el proceso. Ojalá las Redes Sociales salven al Perú este domingo.



DEBATES ELECTORALES
7 ABRIL 2016

El 5 de Agosto del año pasado escribí a Carlos Basombrío (defensor@peru21.com) el siguiente correo sobre la responsabilidad de la prensa para el 2016:

La orientación periodística al electorado nacional es hoy más urgente que nunca. Después de cuatro años de este gobierno mediocre, las discusiones sobre nuestra apremiante situación política, social y económica se multiplican sin cesar. La población reconoce haber elegido mal. Faltando pocos meses para nuevas elecciones, hoy aparecieron increíbles publicaciones en dos diarios de circulación nacional. La primera presenta tres escenarios para el 2016: “Tendencias que cambian con el tiempo, Estrategias a cargo de extranjeros contratados y Candidatos diversos con variable respaldo; la conclusión es que en el Perú nada nos debe llamar la atención”. La segunda publicación compara las elecciones “con un campeonato de fútbol, incluyendo Cuartos de final que rematan en un CADE 2015 con cuatro candidatos, Semifinales para Abril 2016 y una Final (segunda vuelta); recuerda que 40% de electores se deciden siete días antes y que el score previo a la segunda vuelta puede anticipar al próximo presidente del Perú”. ¿No tenían algo mejor que ofrecer estos dos connotados periodistas? ¿No les parece que sus artículos no aportan nada sustantivo a un electorado que busca corregir errores?

Es imprescindible incluir a la ciudadanía en el debate político. Esto no se logra con CADES electorales en Diciembre. Los debates deben comenzar en Octubre. Es fundamental conocer lo antes posible las propuestas de los candidatos y de sus equipos de asesores. No más prensa a los impresentables, aventureros e improvisados de siempre. Que tomen el micrófono y expliquen a la ciudadanía como se resuelven los problemas. Señores periodistas, hay que tomar examen oral a los candidatos. Sólo así el pueblo sabrá a quien confiar su voto. Cinco debates mensuales, de Octubre a Febrero, harán la diferencia. ¿El costo? Por supuesto que habrá un costo, pero éste será ínfimo comparado con los miles de millones de dólares que después nos lamentamos de haber perdido. La prensa sabe cómo financiar la cátedra propuesta. Hacia Diciembre solo quedarían tres candidatos, a lo sumo. El partido se definirá en "la semifinal" de Abril, sin necesitar de una segunda vuelta. El público informado así lo habrá decidido.

Nota: Estoy en Nueva York. Esta noche los 10 mejores candidatos republicanos tendrán su primer debate, a 15 meses de los comicios presidenciables norteamericanos. La población se informa aquí con la debida antelación. Así no tienen que decidir a la hora undécima.

Por supuesto no obtuve respuesta. El domingo 3 que pasó tuvimos nuestro único y pésimamente organizado debate presidencial… y las elecciones son dentro de tres días. ¡Qué vergüenza! Era mucho pedir que el Congreso y el Poder Electoral consideraran la importancia de los debates para ilustrar al pueblo. Pero, los periodistas, lejos de colocarse a la altura de las circunstancias, se recrean en llamar “electarados” a ciudadanos desatendidos por una prensa responsable y lúcida, y más bien se enfrascaron en publicar una multitud de “encuestas” que contribuyeron a fomentar la desinformación que hoy todos comentamos. Y la cereza la dio hoy una conocida y atolondrada periodista al declarar torpemente que hay fraude en el proceso. Ojalá las Redes Sociales salven al Perú este domingo.

lunes, 27 de julio de 2015

REFORMA DE LA SALUD – CARTA A LA POBLACIÓN



Desde hace ya muchos años el público oye o lee sobre la necesidad de reformar la salud en el Perú. A pesar de lo imperioso para llevarla a cabo, los gobiernos de turno no han logrado tal objetivo y la prensa continúa abordando el tema, casi siempre en forma incompleta y superficial. Ergo, la gente no encuentra contestación a dos preguntas simples, pero fundamentales: ¿Por qué debe hacerse? y ¿Cómo realizarla?

¿POR QUÉ DEBE HACERSE?

El sector salud continúa muy atrasado. Según el prestigioso World Economic Forum, ocupamos el puesto 94 de 144 países. La organización del sector es anacrónica y se resiste a cambios institucionales modernos. La atención es de pobre calidad, afirman recientes encuestas poblacionales. 40% de peruanos carecen de seguro médico. Finalmente, el Reporte 2014 de la Organización Mundial de la Salud, nos asigna pobres indicadores de salud, que comparados con los de 21 países latinoamericanos, usualmente nos ubican en el tercio inferior.

¿CÓMO REALIZARLA?

Esta propuesta venimos presentando hace una década, pero es actualizada anualmente.

A fines del siglo XX ya se hablaba de los sistemas de salud como el conjunto de organizaciones, instituciones y recursos encaminados a mejorar la salud de las personas; también se identificaban sus tres principales componentes, financiamiento, gestión y atención. La reforma de la salud es un proceso largo y costoso que comprende al Estado, instituciones, gremios y profesionales del sector. Los beneficiados deben ser todos los peruanos, sin distinción de sexo, raza o condición socio-económica. La brevedad de los gobiernos de turno motiva frecuentes improvisaciones y fraccionamiento operacional, lo cual impide completar este proceso. Esta es una tarea donde la consulta popular no requiere legislación alguna, ya que un pueblo informado es de suma importancia. El siguiente sumario está desarrollado en un libro digital de acceso libre, con 158 páginas y 117 referencias bibliográficas. (FuenteReforma de la Salud en el Perú: Cómo hacerla para la Próxima Generación - Jorge E. Uceda, 2015)

Adecuación legal

La ley 27813 creó en 2002 el Sistema Nacional Coordinado y Descentralizado de Salud, pero su objetivo nunca se cumplió. Las instituciones siguen tan fragmentadas como antes: el Ministerio de Salud funciona separada de EsSalud, que depende del Ministerio de Trabajo y las sanidades militares obedecen al Ministerio de Defensa. Ahora, algunos gobiernos regionales proponen independizarse en salud. La clave es y será el financiamiento del sistema.

Plan Nacional de Agua y Saneamiento

13% de peruanos carecen de agua potable y 27% no tienen alcantarillado. El cambio de gobiernos es un factor determinante de la debilidad institucional y financiera de este sector. Como hay falta de incentivos, ineficiencia y corrupción en las empresas públicas, hay que decidir entre privatización o concesiones a largo plazo (20-30 años). Se deben conservar las cuencas, promoviendo la forestación en zonas alto-andinas. La planificación de los cauces de los ríos es necesaria para recargar las napas freáticas. Sin agua y saneamiento no se puede tener salud. Se ha estimado en diez mil millones de dólares la inversión necesaria para solucionar este problema durante la próxima década.

Reforma de la educación médica

Este debe ser el paso inicial, como siguieron los norteamericanos hace un siglo, cuando su educación médica se había convertido en un negociado que funcionaba a espaldas de la población. Ello, salvo honrosas excepciones, ocurre hoy en el Perú. Hay demasiadas escuelas médicas, los egresados no pueden encontrar trabajo y muchos emigran. Se estima que 3500 alumnos se graduaron en 2014. Lo peor es que no hay indicadores de sus competencias. A diferencia de países avanzados, aquí no se toman exámenes de licenciatura, el carnet del Colegio Médico es todo lo que se necesita para practicar medicina.

La dolorosa solución consiste en: 1. Crear un moderno sistema de acreditación. 2. Establecer un examen de licenciatura médica. La acreditación debe ser externa (presidida por un pedagogo no médico) y por un organismo autónomo, ciertamente independiente de un ministerio del gobierno. La licenciatura se otorgará mediante exigente examen y solo entre graduados de escuelas médicas acreditadas. Esta función será administrada por otro organismo autónomo e independiente, un Directorio Nacional de Examinadores Médicos. El examen sería obligatorio para las últimas diez promociones y opcional pero encarecida para el resto de los médicos.

Finalmente, debe promoverse la enseñanza de Medicina Familiar y Medicina Comunitaria en el Perú.

Reforma del ejercicio profesional

A los médicos con licencia para ejercer, debemos sumar especialistas con el debido entrenamiento y certificación.

Nadie duda de la existencia de buenos profesionales de la salud en el Perú, pero también es evidente que su labor no goza del reconocimiento que se le otorga en otros países. El problema descansa en el obsoleto sistema que se emplea para regular el ejercicio profesional. La gestión gremial (del Colegio Médico) no puede también encargarse de gestiones educativas de post grado y menos otorgar certificación. El mundo moderno reclama la aparición de Entes Rectores para cada especialidad.

Se debe crear el Directorio Nacional de Especialidades Médicas. Cada especialidad tendrá su directorio, que se convertirá en el ente rector que asegure una atención de calidad a la población, evaluando y aprobando su respectivo programa de entrenamiento y administrando al final un exigente examen oral y escrito, a fin de otorgar los certificados correspondientes.

La atención en hospitales debe tener también su ente rector para ejercer un control especializado. Se debe crear un Comité de Acreditación de Hospitales, formado por ejecutivos con amplia experiencia en salud pública, manejo financiero, calidad de atención médica, seguridad del paciente, resultados basados en evidencias e informática. Debe contar con el apoyo del Colegio Médico, Minsa, EsSalud, sanidades militares y las diversas asociaciones de hospitales en el país. Las Clínicas o Empresas Prestadoras de Salud también deben ser acreditadas mediante este mecanismo.

El gobierno considera que inversiones millonarias en hospitales es hacer reforma. Sorprendentemente, esta ruta es elogiada por cierta prensa de circulación nacional. La actividad hospitalaria es generalmente mediocre. No hay seguimiento ni reportes a corto o mediano y largo plazos. La población es frecuentemente tratada despectivamente y las quejas son cotidianas. Una documentación seria de morbilidad y mortalidad no es conocida por las autoridades de salud. Lejos estamos del Programa Nacional Para Mejorar la Calidad de la Cirugía del Colegio Americano de Cirujanos (ACS-NSQIP por sus siglas en inglés) que comenzó en 1991 y que desde 2005 se ha extendido a más de 400 instituciones, incluyendo a 29 hospitales de niños desde 2008. Como consecuencia de estos innovadores programas hoy se estima que, anualmente, cada hospital previene 250-500 complicaciones, salva 12-36 vidas y reduce sus costos en millones de dólares.

Solo cuando el ejercicio profesional médico se organice alrededor de los Directorios mencionados, el público en general podrá recibir una verdadera atención de calidad.

Reforma de la Atención del Primer Nivel de Salud

Esta implica al 80% de afecciones que motivan una consulta médica inicial y que de ninguna manera se deben atender en hospitales, sino en Postas Médicas o Clínicas de Barrio. Idealmente, estas consultas iniciales deben ser atendidas por especialistas en Medicina Familiar o Medicina Comunitaria, cuya enseñanza en el Perú prácticamente no existe. Lo usual es que la universidad forma médicos para trabajar en hospitales.

La Organización Mundial de la Salud se ha expresado claramente contra gobiernos que envían cuadros inexpertos a los pobres de sus países. El SERUM (Servicio Rural Marginal) que utiliza a médicos recién graduados, debe progresivamente dar paso a las especialidades mencionadas. La obligación del graduado de cumplir con el servicio rural antes de ingresar a estudios de post grado es obsoleta y tiene que eliminarse.

La mayor inversión inicial en Salud debería emplearse en promover y equipar los puestos de atención del primer nivel de salud en el país, dotándoles de los instrumentos y maquinaria indispensables para atender adecuadamente a los ciudadanos. Los especialistas que trabajen fuera de la capital deben ser incentivados con sueldos 30% mayores. Los médicos comunitarios pueden también encargarse de los albergues de enfermos por drogas, alcoholismo y niños abandonados. Estos enfermos sociales deben ser atendidos profesionalmente.

Aseguramiento Universal

40% de peruanos no tienen cobertura de salud. En 2007, Chile y Colombia proveían aseguramiento a 96 y 88% de sus respectivas poblaciones. Necesitamos un estudio financiero por economistas al más alto nivel, ciertamente independiente de compromisos políticos o gubernamentales, para abordar esta difícil temática sin demagogia e improvisación. Empero, creemos que el gobierno debería interesar a fundaciones internacionales para sufragar esta enorme tarea.

Finalmente, es necesario reducir progresivamente nuestra agobiante informalidad.

Acceso universal a medicamentos genéricos de calidad

Por ahora, los genéricos son prioridad. Las empresas farmacéuticas pueden y deben contribuir al abaratamiento de las medicinas. Las compras deben hacerse por una entidad especializada no gubernamental, con personal de probada honradez y eficiencia. La receta médica debe ser obligatoria para la venta de fármacos esenciales. Hay que continuar la lucha contra la mafia de medicamentos falsificados. El control de calidad de medicinas importadas debe realizarse en el Perú.



El autor de este planteamiento de reforma no tiene aspiraciones económicas o políticas. Su compromiso es con el Perú profundo y la juventud estudiosa. El sistema de salud peruano deja mucho que desear. Nuestra brecha científica con el mundo desarrollado crece anualmente a pesar del esfuerzo de tantos buenos trabajadores de la salud que laboran en el país. Un proceso de cambios requiere de profesionales al más alto nivel así como la fuerza propulsora de un pueblo escrupulosamente informado.


Jorge E. Uceda del Campo
Miraflores, Julio 2015