lunes, 20 de junio de 2022

DURA NOTICIA Y LECCION PARA LATINOAMERICA

 

El resultado de las elecciones de ayer en la hermana república de Colombia, que nunca antes había elegido a un gobierno de izquierda, ha sido una dura noticia y lección para los demócratas latinoamericanos. La autopsia política de “una muerte anunciada” apareció publicada hoy por Vanessa Vallejo, economista y periodista colombiana exiliada en los Estados Unidos, cuya lectura se accede en internet. El American, de Washington D.C., detalla cómo Gustavo Petro, ex-guerrillero de las FARC, se benefició del descontento popular por los políticos tradicionales y del incondicional apoyo de los herederos de Pablo Escobar y el narcotráfico, para convertirse en presidente de la nación. La periodista concluye que “el futuro parece oscuro, pero el carácter de los colombianos siempre les ha permitido salvar al país. Es hora de hacer una reflexión sobre este suicidio colectivo y prepararnos para renacer de las cenizas”.

El origen de este blog de hoy fue una excelente presentación de Alfonso Baella el viernes pasado, en la que incluyó tres reportes:

1.                 Archivo Político de setiembre 2020: Estupenda Conferencia de Vanessa Vallejo sobre el Estado y la Familia, en el marco de la I Conferencia Digital Iberoamericana.

2.       Noviembre 2021: Entrevista televisiva de la periodista argentina Viviana Canosa al inteligente diputado Javier Milei, ahora candidato a las elecciones presidenciales del 2023 y quién, el mes pasado, presentó su libro “El Camino del Libertario” en la famosa Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

3.                  Conversación virtual con el ex Fiscal Supremo Tomás Gálvez, quién detalló con docencia y minuciosidad la pesadilla del defensor de la justicia que tuvo la valentía de enfrentarse a la mafia corrupta enquistada desde hace años en los Poderes del Estado.

En días pasados, veía con preocupación los efectos malsanos de la inteligencia castro-chavista que “jugaba en pared” con un poder judicial infestado de comunistas, apoyado por la prensa canalla de siempre, para hacer uso de malos policías y proteger la fuga de sucesivos delincuentes, amigos del muñecón que mantienen en palacio. Por otro lado, notaba el traicionero e irresponsable comportamiento de congresistas que ignoraron la evidente corrupción del poder electoral, para permitirle mantenerse en sus puestos con el fin de repetir el plato el próximo octubre.

Pensaba una vez más en la pasividad y silencio de muchos empresarios que ahora más que nunca pueden y deberían apoyar la resistencia de los grupos democráticos, cuyos líderes urgentemente requieren financiamiento y organización. Casi nos vamos quedando con la protesta ciudadana, hoy expresada como “la calle”. Cada vez más oímos voces que las marchas no deben ser en automóviles, sino con camiones contratados para traer y llevar al pueblo. Si no hacemos algo para lograrlo, el enemigo continuará utilizando nuestros impuestos para seguir con sus grotescos concejos descentralizados, cobardemente protegidos por multitud de fuerzas policiales, mientras las calles del país observan mansamente los desplazamientos alrededor de coliseos cerrados casi vacíos y que la prensa comprada se empeña en ocultar, engañando a la población.

Fue entonces que el programa de Baella me hizo pensar en los oradores para las marchas que tenemos. No dudo ni por un momento en el patriotismo y fervor de tantos buenos peruanos que tenemos. Sin embargo, es indudable que hay que determinar el escenario. Si nos falta un Belaúnde o un García, traigámoslos de fuera por un par de días para dar conferencias a la prensa democrática y asistir dos o tres de ellos a una gran marcha con escenarios bien montados y parlantes especiales. El costo será igual al alquiler de los camiones. Disculpen señores empresarios por sonarles el despertador.

 

Es la hora en que dos pueblos hermanos deberán rescatar a sus mayorías nacionales del yugo comunista. Pienso que la fuerza y experiencia de Colombia para liberar a su país del terror serán de gran ejemplo para la ciudadanía del Perú. ¿O, tal vez, el ejemplo será recíproco? Latinoamérica tiene sus ojos puestos en nosotros.

 

martes, 14 de junio de 2022

GUERRA AL COMUNISMO - ACLARANDO ESTRATEGIAS

 

El pasado 31 de mayo, el Montonero publicó un artículo de Jorge Morelli titulado “La oposición pierde por luchar contra el enemigo equivocado”. El mismo artículo apareció el domingo 5 de junio en Expreso, esta vez con el título “La oposición pierde”. Este blog no aparecerá en ningún medio periodístico, menos en aquellos programas que creen que nadie los ve. Leyendo sobre enemigos y la pérdida de la oposición, me lleva hoy, 6 de junio, a recordar el desembarco aliado en Normandía, casi cinco años después de iniciada la Segunda Guerra Mundial, donde murieron 50 a 60 millones de personas. Sin embargo, en 1938, el embajador británico Neville Chamberlain creía poder encontrar la paz con el demonio nazi. Tamaña ingenuidad no ha podido replicarse a través de la historia moderna, si bien podemos citar los ejemplos del pueblo cubano en 1953 y del venezolano en 1998.

 

El párrafo precedente nos lleva a la ingenuidad o inocencia o candidez del pueblo peruano, que ha sido invadido por el castro-chavismo latinoamericano, ante la pasividad y mansedumbre general. Porque en este país, hasta en la prensa que consideramos de oposición, aparecen personas que propugnan enfrentar al enemigo “dentro de la ley, la Constitución, la democracia y el Estado de Derecho”. Ya tenemos casi un año en ese plan, sumado a un par de décadas de indiferencia, de egoísmos, de políticos generalmente mediocres y sin capacidad de liderazgo, de abandono a las clases sociales menos favorecidas, de una creciente corrupción general en medio de un desastroso poder judicial, de un desagradecido abandono a las fuerzas armadas que ofrendaron sus vidas al liberarnos del terrorismo criminal para luego ser sometidos a una justicia infestada de caviares.

 

Sin medias tintas, estamos en guerra contra el comunismo latinoamericano. A mediados de abril un patriota lo dijo claramente: “El trabajo de la gente que defiende la libertad y la democracia para terminar con las dictaduras no consiste en ser reactivo a lo que ellos hagan, consiste en ser propositivos, señalando sus crímenes, separándolos de la política, quitándoles las inmunidades y los privilegios por detentar ilegalmente el poder en los estados de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Bolivia, poniéndolos primero en evidencia internacional como criminales, narcotraficantes, violadores de los derechos humanos y ejecutores del terrorismo de estado, para que entonces respondan por esos crímenes”.

 

Leer o escuchar que aún esperan que el gobierno cambie el rumbo y se rodee de gente capaz es insultante, vergonzoso, pusilánime. ¡Los peruanos estamos en guerra! Esta no la sufrimos los que vamos a comer parrilla al club, junto al mar. O los que llenamos la carreta en los supermercados. O los jóvenes de todas las razas que se distraen en los malls o frecuentan las discotecas y los conciertos musicales. Un par de millones de peruanos ni siquiera se da cuenta de la guerra que sufren los que vieron quebrar sus empresas familiares, los agricultores engañados, los trabajadores de las grandes minas que ahora han perdido su trabajo, aquellos pobres que retornaron a la pobreza extrema, o la inmensa clase media que ahora están inflando las cifras de pobreza. ¡Según el INEI, nueve millones de peruanos sufren de hambre y miseria!

 

Desde luego, quisiera pensar que tenemos un Sistema de Inteligencia que trabaja febrilmente para preservar la libertad y democracia y que sabe ser propositiva y no reactiva e inconsecuente. Su labor no puede naturalmente ser publicada. Pienso que este es nuestro último bastión. Esta banda delincuencial que nos gobierna tiene al más miserable espía cubano, mantenido con nuestros impuestos, en una cómoda y bien equipada mansión diplomática.

 

Las marchas no pueden ser organizadas como hasta ahora. Tenemos tantos empresarios que se lucen en programas televisivos o entrevistas, pero no parecen haber sido capaces de financiar la resistencia o contribuir generosamente con las salvadoras ollas comunales. Las marchas tienen que ser multitudinarias. Tenemos millones en la capital y en nuestro primer puerto que no tienen la movilidad para acudir y luego retornar a sus modestos pero valientes hogares. En la última marcha del 4 de junio, músicos habían sido contratados y premunidos de equipos de sonido para perturbar a los manifestantes. Hay que escoger muy bien a los que hablan al público. Esta guerra cuesta, señores empresarios. La juventud que está mostrando liderazgo debe estar a cargo. El pueblo no debe perder de vista a los congresistas de la República, pues éste es un bastión que no puede fallar. Los constitucionalistas deben trabajar con el Congreso para producir las leyes que reivindiquen a tantos valientes militares, perseguidos por una infame justicia infestada de caviares, comunistas y traidores a la Patria. Todos somos culpables de haber permitido la infiltración institucional del enemigo. De otro modo, ya nuestras FFAA y Policiales lo hubieran derrotado nuevamente. Si no lo han podido hacer es porque ellos también tienen una familia que proteger y velar por su prosperidad.

 

Aquí cabe elegir lo más factible: La Traición a la Patria. No solo es lo del mar a Bolivia. Hace rato Castillo está incurriendo en este flagrante delito. Está destruyendo socio-económicamente al Perú. ¿O hay que esperar que los peruanos empiecen a morirse de hambre o que los ideologizados y salvajes comuneros coloquen explosivos a las instalaciones mineras ante la traicionera inacción de la banda delincuencial que hoy detecta el poder? ¿O que el fraudulento e impresentable poder electoral continúe en sus puestos preparando un nuevo fraude para las elecciones regionales y municipales del próximo octubre?

 

Por último y no por ello menos importante, la prensa democrática que felizmente tenemos y que la mayoría vemos, tiene que afinar la puntería en artículos y presentaciones que informen adecuadamente y contribuyan a sacudir el letargo de los que no se dan cuenta que estamos perdiendo la guerra porque nuestras estrategias andan perdidas en las nubes de la desunión e indiferencia general. Necesitamos más Combutters, Baellas, Montoneros, Abejas, Minutos Digitales, de más jcsuttor01.blogspot.com.  Y, por supuesto, que cierta prensa continúe corrigiendo sus errores del pasado.

 

Y que cuando caiga el enemigo, mantengamos un líder fuerte durante los meses de una recuperación que será difícil y costosa, pues hay que prepararse con mucho estudio para corregir la corrupción y limpiar nuestras instituciones. Solo así la ciudadanía bien informada podrá asistir a comicios ejemplares y el país levantará el vuelo hacia un futuro mejor.

 

 

Miraflores 8 junio 2022.

 

 

 

 

 

GRACIAS MUCHACHOS POR DARNOS EL EJEMPLO

 

Crecí y he vivido jugando y amando el fútbol. Su práctica me enseñó a trabajar en equipo, con compañeros de todos los colores, y a ser competitivo para buscar la victoria en la cancha. También aprendí a aceptar la derrota, siempre y cuando hubiésemos dejado en el intento nuestra última gota de sudor.

Ayer perdió Perú ante Australia por la tanda de penales. Nuestros buenos periodistas deportivos han propalado sus acertados comentarios. Como aficionado siento que debemos agradecer a todos los componentes de la selección por su esfuerzo y patriotismo. Sus victorias en la fase clasificatoria han dado muchas alegrías a la población. El nivel que alcanzaron se ha convertido en un gran ejemplo a seguir, no solo en el deporte sino especialmente en la lucha ciudadana para recuperar la libertad y democracia, hoy amenazados por una ideologizada y corrupta banda de malos peruanos que fraudulentamente llegó al poder; estos indeseables, que un año antes habían grotescamente amenazado a algunos de nuestros seleccionados que declararon sus convicciones democráticas, ahora pretendían hacer usufructo de nuestro éxito deportivo para mantener al pueblo engañado y continuar su destrucción.

En esta guerra en que nos encontramos, la Selección nos ha mostrado el ejemplo a seguir: Habiendo sido convocados por ser los mejores, se prepararon para llevar la sagrada bicolor con dignidad y responsabilidad y nunca se dieron por vencidos, a pesar que la victoria les fue esquiva al principio de la gran contienda. Con disciplina, coraje y sapiencia nos mostraron victorias importantes y han dejado al fútbol peruano entre los mejores del mundo. Ahora falta que las nuevas autoridades se dediquen a modelar la juventud para adquirir la fuerza y capacidad deportiva de un país rico en habilidad y técnica futbolística. Nadie duda que el camino será difícil. Nos espera mucho trabajo y dedicación para triunfar en un presente competitivo pero lleno de oportunidades.

Y volviendo a nuestra amarga realidad, bien haría el pueblo peruano en seguir el ejemplo de nuestros seleccionados. El liderazgo político, cívico y constitucional debe continuar esta lucha sin desmayo, con inteligencia pero con mucha entereza. Solo así alcanzaremos la victoria y nuestra gratitud. Y entonces nos embarcaremos en limpiar al país de los corruptos y vividores de mala entraña que pretende mantenernos en la mediocridad. Si la clase política no está a la altura de nuestra Selección, no podremos clasificar al primer mundo que nos espera.

 

miércoles, 18 de mayo de 2022

EL ASUNTO DE LA SUNEDU

 

Para hablar de educación no se puede ser un “todista”. Si bien este adjetivo no se encuentra en el diccionario de la Real Academia de la Lengua, aparece en textos de diferentes campos (filosofía, política, diseño…) del español americano para aplicarla a la empresa o profesional que pretende abarcar muchas áreas y no están capacitados en ninguna.

Habiendo el autor propuesto una reforma de la salud durante 17 años, el pilar fundamental de la reforma de la educación médica colisiona frontalmente con una institución llamada Sunedu, que carece de independencia pues responde al Ministerio de Educación, es decir, al Estado. La pomposamente bautizada Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria y reducida a una sigla de seis letras, fue creada en 2014 por la ley 30220, aprobada en el Congreso Humalista. La norma, presentada por unos pocos todistas, fue aprobada en una ajustada votación (56 a favor, 45 en contra y 3 abstenciones). Dicha ley tardó 2 años para ser reglamentada. La entidad mencionada fue compuesta por solo 9 integrantes, siete para el consejo directivo, uno del ministerio de Educación y otro del Concytec (Consejo Nacional de Innovación Tecnológica).

En 2013, luego de ocho años actualizando la reforma de la educación médica, la atención al status de nuestra educación universitaria no podía dejarse de lado. La historia reciente se inicia con las leyes 23733, dada por Belaúnde en 1983 y 26439, promulgada por Fujimori en 1995. La primera otorgó a las universidades autonomía académica, económica y administrativa; la segunda facilitó la inversión privada en educación. El resultado ha sido desastroso debido a la disfuncional proliferación de empresas universitarias dedicadas al lucro y a la emisión de certificados sin valor académico, todo en medio de una nebulosa de corrupción e impunidad. Hacia el 2013 habían unas 100 universidades, 60% privadas, muchas con sucursales en provincias. Era evidente que el problema de nuestra “reforma universitaria” consistía en su deficiente sistema de acreditación y la ausencia de indicadores de solvencia profesional de los egresados. Al otorgar diplomas “a nombre de la nación”, nuestros centros educativos de educación superior actuaban y aún lo hacen, como juez y parte.

En países desarrollados el entrenamiento universitario es aprobado por entes acreditadores independientes, Directorios Nacionales conformados por prestigiosos pedagogos, la mayoría con una profesión distinta a la escuela evaluada, lo que conforma la evaluación externa. Un caso en mención es el American Bar Association, entidad creada en 1878 y que ahora cuenta con 400,000 abogados diplomados. En Estados Unidos, el Directorio Nacional de Examinadores Médicos se creó en 1915 para administrar exámenes de graduación y otorgar licencia para practicar la profesión. El ente acreditador de las escuelas médicas se creó en 1943 y funciona perfectamente hasta hoy; dicho sea de paso, sus siglas son de cuatro letras, LCME, que se traduce como Licensing Council of Medical Education (Comité de Licenciatura de la Educación Médica). Las entidades acreditadores para diferentes profesiones están claramente establecidas en Europa, Norteamérica, Australia, etc. Las universidades que enseñan Derecho, Negocios, Administración, Ingeniería, todas tienen organismos de acreditación independientes, con varias décadas de servicio y recientes actualizaciones por avances tecnológicos. Los certificados otorgados mediante exigente examen constituyen documentos de excelencia profesional. En ningún caso intervienen los organismos del estado.

Volviendo a la Sunedu, el 23/01/2016 se aprueba las normas reglamentarias y para fin de año había completado nueve licenciaturas. Los siguientes tres años autorizó 19, 32 y 26 universidades, respectivamente. Durante la pandemia y hasta el 2022 licenció otros nueve centros de enseñanza superior. Un total de 143 universidades fueron evaluadas, 95 acreditadas (47 públicas y 48 privadas) y 46 no acreditadas (2 públicas y 44 privadas). Si bien no es conocida la metodología empleada por esta institución, ni la calidad de sus acreditadores, aparentes favoritismos políticos y corruptelas han devenido en la aprobación de un proyecto de ley por el actual Congreso de la República para modificar el consejo directivo de la entidad, algo que parece va a ser observado por el ideologizado ejecutivo.

Adicionalmente, es crucial remarcar la política nacional de ignorar la mencionada cultura del examen en la obtención de pre y postgrados, con la promoción de tesis de bachiller, graduación y hasta maestrías y doctorados para profesionales, lo cual es claramente aplicado en el mercado laboral. La mafia de las tesis fraudulentas, observadas desde hace décadas, ha explosionado en la actualidad con total impunidad. El colmo ha sido la reciente publicación de RENATI (Registro Nacional de Trabajos de Investigación), donde aparece una universidad privada con 84,276 tesis publicadas en 30 años, escandalosamente comparadas con las 14,461 registradas por la Universidad de San Marcos en 471 años. No es serio afirmar que la reforma universitaria peruana ha tenido éxito.

En cuanto a la educación médica, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y nuestros estudios sobre Estados Unidos, Canadá y 22 países europeos, han permitido estimar la necesidad de una escuela médica por cada dos millones de habitantes. El Perú necesitaría unas 16 facultades de medicina. A mediados de 2020 existían 46 escuelas con 52 programas de pregrado en medicina. En 2017 Sunedu elaboró una propuesta inicial de acreditación y lo consultó con universidades, asociación de facultades de medicina, ministerios de salud y de educación, la oficina sanitaria panamericana y hasta docentes y estudiantes. Desde 2005 el autor venía proponiendo abrazar los estándares empleados por el LCME, actualizados anualmente y adaptándolos a nuestra realidad. Sunedu aprobó su modelo en julio 2019 y para enero 2020 ya tenía solicitudes de 11 escuelas.

El LCME tiene 19 miembros y continúa acreditando escuelas médicas en Estados Unidos y Canadá. No alcanzo a comprender cómo los 9 miembros de Sunedu pueden evaluar 143 universidades peruanas y 52 programas de medicina. Nosotros hemos propuesto la creación de un Directorio Nacional de Acreditación de Escuelas de Medicina, absolutamente independiente de las influencias de los gremios médicos, las universidades, el estado y las tendencias políticas. Se requiere de una evaluación externa, siguiendo la experiencia de Abraham Flexner. Pero esa es otra historia. Por ahora me reafirmo en que la Sunedu no puede ni debe intentar acreditar nuestro excesivo número de escuelas médicas. Y estoy de acuerdo con que esta institución debe ser críticamente reformada.

martes, 12 de abril de 2022

DESPIERTA PERUANO Y RESCATEMOS LA DEMOCRACIA PERDIDA

 

Entre el 28 de marzo y el 2 de abril pasados, el pueblo de Huancayo dio un ejemplo al país al rebelarse enérgicamente contra este grupo de delincuentes enquistado en el poder durante ocho largos meses. La inmensa mayoría de peruanos había ignorado durante años innumerables llamadas de atención por una minoría responsable, permitiendo así el advenimiento de este descalabro político-socio-económico que hoy tenemos.

No sé cuántos de los lectores de esta modesta nota aceptará la existencia de tres taras históricas entre los peruanos: 1) narcisismo y malsano egoísmo de los afortunados; 2) corrupción e irresponsabilidad de políticos y burócratas; 3) población pusilánime y sin civismo. Sin embargo, la espectacular marcha del 5 de abril –llena de jóvenes- trajo una gran ilusión a nuestra lucha por restablecer la democracia.

No hay tiempo que perder. Las palabras huecas se las lleva el viento. La ciudadanía sabe el movimiento del enemigo, gracias a nuestra prensa valiente que hoy empieza a reforzarse con varios hijos pródigos. Las imprecisiones del Congreso y el creciente número de tránsfugas, descubren una evidente falta de liderazgo que es preciso subsanar ya. Un Congreso con liderazgo es fundamental y absolutamente necesario. En cuanto a los Organismos Tutelares del Estado previstos por nuestra Constitución Política, por ahora solo podemos contar con el Tribunal Constitucional y la Defensoría del Pueblo; la Junta Nacional de Justicia y el Ministerio Público han sido infiltrados por comunistas, si bien identificamos algunos demócratas. Finalmente, las FFAA y Policiales no pueden sino recordar el largo y traicionero maltrato por un Poder Judicial ideologizado, sin que –hasta ahora- los destacados constitucionalistas que tenemos hayan podido legislar a favor de los militares que derrotaron al senderismo; durante todos estos largos años, políticos corruptos y una adormecida población permitieron la injusticia que es imperativo corregir y reparar.

Nos queda el despertar de la ciudadanía, como de la Junín, Lima, el Norte y el Sur, que se ha dado cuenta del burdo engaño, la desastrosa gestión y la inminente amenaza contra nuestra libertad promovido por el comunismo internacional y sudaca.

Debemos:

1. Comprometer un líder que logre la ansiada Unidad Nacional y que impulse Organización, Objetivos y Motivación. Propongo dos nombres, el General (r) Roberto Chiabra León y el Jurista Fernán Altuve-Febres Lores. Esto debe ser urgentemente considerado por los más destacados constitucionalistas y líderes políticos.

2. Renovación de la Mesa Directiva del Congreso, con el General Chiabra como Presidente.

3. Poner en agenda ante la Comisión Permanente del Congreso la Denuncia Constitucional por Traición a la Patria contra Castillo para debatirlo sin más demora.

4. Tan pronto sea posible, expulsar al Embajador de Cuba, Carlos Zamora, hoy escandalosamente ubicado en una mansión que insulta miserablemente a nuestros 9 millones de pobres

5. Reemplazar a los miembros del Poder Electoral para las Elecciones de Octubre 2022. Una negativa, debería movilizar a las mayorías nacionales. Aquí, los constitucionalistas tienen la palabra. 

6. Acelerar la nominación de nuevos integrantes del Tribunal Constitucional.

7. Juicio político contra responsables de las muertes de los ocho peruanos durante las protestas ciudadanas de la semana pasada.

8. Alertar a los marchantes democráticos de la infiltración de vándalos, muy probablemente manipulados por el comunismo, tal como aconteció durante las protestas contra el presidente Manuel Merino en noviembre 2020.


sábado, 30 de octubre de 2021

JORGE CHAVEZ DARTNELL

 

JORGE CHAVEZ DARTNELL

 

BREVE INTRODUCCION

En un reciente viaje por Suiza viajaba de Chiasso a Lugano, ambas en la punta sur de Suiza, que toca uno de los extremos inferiores del Lago Como. Revisando el mapa, a la izquierda del Lago Maggiore encontré Domodossola (flecha roja) y Brig (flecha morada) y entonces me acordé de un peruano ejemplar.




REMEMBRANZA

Jorge Chávez Dartnell nació en París el 13 de junio de 1887 pues sus padres, Manuel Chávez Moreira y María Rosa Dartnell Guisse, emigraron a Francia como consecuencia de la infausta Guerra del Pacífico.

En París, estudió en las escuelas Camot y Charlemagne y luego ingresó a la Ecole d’Electricite et de Mecanique Industrielle, graduándose como ingeniero en 1910. Durante su juventud, destacó en competencias deportivas como atletismo, fútbol, rugby, ciclismo, tiro y automovilismo. Sin embargo, ya temprano había estudiado en la escuela de aviación de su amigo francés Henri Farman, también ciclista y automovilista. Obtenida su licencia como piloto, realizó su primer vuelo en Reims el 28 de febrero de 1910, logrando mantenerse en el aire una hora y 42 minutos.

Hay que recordar que en 1903, los pioneros de los vuelos en aeroplanos, ingenieros Wilbur y Orville Wright, recién habían volado 230 metros en 59 segundos, utilizando rieles y una catapulta para alzar su vuelo en Dayton, Ohio. En 1905 volaron 39 Km en 40 minutos. El brasileño Alberto Santos Dumont realizó un vuelo sin catapulta en setiembre 1906 en París, pero solo por 221 metros. En enero 2008, Farman voló 27 Km en Reims y, en subsecuentes distancias, alcanzó 180 y 232 Km. El 25 julio 1909, el ingeniero francés Louis Bleriot se convirtió en el primer aviador que cruzó el Canal de la Mancha, marcando 37 minutos entre Calais y Dover y obteniendo un premio de 1000 libras esterlinas ofrecido por el Daily Mail de Londres.

Después de su vuelo en Reims, Jorge Chávez participó en varias competencias aéreas: Biarritz, Niza, Lyon, Budapest, Rouen y Champagne. En Tours recorrió 142 Km. Hacia 1910 escogió el monoplano Bleriot y al volar en Inglaterra alcanzó el récord mundial de altura con 1755 metros, elevando después su marca a 2652 metros en Issy-Les Moulineaux.

Ese año un aeroclub de Italia asignó un premio de 20000 dólares a quien cruzara los imponentes Alpes sobre el peligroso Paso de Simplón, a través de 120 kilómetros entre Brig y Milán. De los tres concursantes que osaron completar la hazaña, un italiano fue eliminado por no presentarse y un americano se retiró después de dos fallidos intentos. Jorge Chávez, experimentado y valiente a sus escasos 23 años, asumió el reto pero el peligro de fuertes vientos y mal tiempo, le impidió volar hasta el día 19 de setiembre en que logró despegar a su Bleriot, pero a los 2500 metros notó que la cima estaba envuelta en nubes y tuvo que retornar a Brig. El 23 de setiembre amaneció soleado y nuestro héroe dijo “pase lo que pase, me encontrarán al otro lado de los Alpes” y se trepó a su avión. A la 1.30pm partió de Brig y comenzó su ascenso espiral. Ganando altura, pasó 30 Km de ventarrones sobre los glaciares, gargantas y picos nevados. El aviador avanzó entre el monte Leone (3800m) y Hubschorn (3466m) y luego descendió esforzadamente en medio de intensos vientos y la estrechez del Cañón de Gondo, increíblemente llegando a Domodossola, a solo 300 metros sobre el nivel mar. A las 2.19pm, en pleno aterrizaje, una ráfaga de viento rompió las alas del frágil monoplano y éste cayó en picada desde 20 metros de altura. Gravemente herido pero consciente, Chávez fue trasladado al Hospital de San Biaggio, donde fue declarado ganador del concurso y recibió telegramas de todo el mundo felicitándolo por su logro. Igualmente, recibió la visita del presidente del aeroclub de Italia y concedió una última entrevista a su amigo el periodista Luigi Barzini, a quien le contó todos los detalles de su vuelo. Falleció cuatro días después por la pérdida de sangre. Según el testimonio de su amigo y compañero aviador Juan Bielovucic, sus últimas palabras fueron: “Más alto, siempre más alto”.

El 1º de octubre, después de los servicios fúnebres en la Colegiata de Domodossola y en San Francisco de París, fue enterrado en el Cementerio del Pere-Lachaise junto a sus padres. En 1957, sus restos fueron repatriados y, tras diversas ceremonias en Francia y Perú, depositados en los jardines de la Base Aérea de Las Palmas en Lima.

La muerte de Jorge Chávez causó gran conmoción en el mundo de la aviación. Brig y Domodossola, ciudades de inicio y arribo de su vuelo final, dedicaron monumentos en su honor. Constituido un ícono para la Fuerza Aérea del Perú, se construyó un monumento en su homenaje en el Campo de Marte de Lima.


                                                             Foto tomada el 23 de setiembre 1910

 

PENSAMIENTOS FINALES

El recuerdo de Jorge Chávez, ante la desgraciada coyuntura del Perú actual, tan igual o peor que en la Guerra con Chile, me hizo pensar cuántos niños de progenitores peruanos nacerán en el futuro cercano en tierras extranjeras y de primer mundo, para recibir una esmerada y competitiva educación que les permitirá conquistar nuevas fronteras y éxitos profesionales.

Por ahora, me siento complacido en conocer los detalles de la gesta de un joven que llevó a la aviación internacional a alturas hasta entonces insospechadas. ¡Admiración y respeto a la memoria del Héroe!

 

jueves, 10 de junio de 2021

HOY 10 DE JUNIO, EL PERU ESTA EN GUERRA CONTRA EL COMUNISMO INTERNACIONAL

A cuatro días de la votación ciudadana, es evidente que el comunismo peruano es una mafia dirigida por el Foro de Sao Paulo para inyectar en nuestro país el virus de las malas artes electorales ideadas por Fidel Castro y Hugo Chávez, hoy ya aplicadas en Nicaragua, Bolivia, Argentina y Chile. Ecuador es un ejemplo de resistencia, así como la presencia de Bolsonaro en Brasil y Duque en Colombia.

El comunismo internacional está tratando de conquistar Latinoamérica para compensar su fracaso en Europa y Asia. En el Perú, sus riquezas naturales son estrategias geopolíticas para toda la Región que el comunismo busca denodadamente capturar.

La mafia tenía lista la impugnación del voto mayoritario en Lima y el Norte y ello impidió a Fuerza Popular liderar la votación nacional. Los votos del extranjero hubieran confirmado el triunfo de la democracia. Sin embargo, el FRAUDE EN MESA se ha convertido en un escándalo y ahora dependemos de la mañas de la ONPE y el JNE que mantienen en vilo a la ciudadanía. Ayer, Fuerza Popular presentó pruebas de acciones de nulidad en 802 mesas a nivel nacional que representan unos 200,000 votos. Además, el equipo legal de Keiko Fujimori presentó la impugnación de 1,200 actas que representas otros 300,000 votos.

En tanto lo anterior ocurría, un oscuro juez en Huancavelica ordenó la anulación de la sentencia por corrupción en agravio del Estado-Gobierno de Junín, que el Poder Judicial había dictado en primera y segunda instancias contra Vladimir Cerrón, la “eminencia gris” de Perú Libre preparado en Cuba durante 11 años.

Adicionalmente, el JNE entregó credenciales a 130 congresistas electos, incluyendo al comunista Guillermo Bermejo, quien tiene juicio por vínculos con Sendero Luminoso.

En Brasil, Jair Bolsonaro declaró su preocupación por el regreso del Foro de Sao Paulo en nuestro país, mientras Evo Morales felicitó a Castillo “por su victoria” y el argentino Alberto Fernández espera “trabajar junto a Castillo en favor de América Latina”.

Como es notorio en varios países, hace días las calles aparecen con turbas agresivas y prepotentes, declarando victoria y señalando insistentemente un fraude electoral en caso de permitir la victoria democrática. Se viene el vandalismo exhibido en meses pasados con motivo de la vacancia del director de orquesta que desató el descalabro que vivimos.

Todo este gran problema nacional lo temíamos al publicar nuestra “Hora de Decisiones” del pasado 27 de mayo. Ahora no me cabe ninguna duda: Compatriotas, EL PERU ESTA EN GUERRA CONTRA EL COMUNISMO INTERNACIONAL, no solo el Latinoamericano. Y no me parece que estamos ganando esta batalla. Es prudente esperar que nuestros equipos de abogados hagan prevalecer el orden legal y la protección del voto ciudadano, mayoritariamente democrático. Sin embargo las “inocentes” declaraciones de Sagasti no hacen sino confirmar que su pensamiento ideologizado ESTA TRAICIONANDO A LA PATRIA Y QUE LAS FUERZAS ARMADAS Y POLICIALES DEBEN ESTAR YA PREPARADAS PARA ACTUAR. Esta no es una guerra que podemos perder. Es como si viéramos que a nuestro insigne Francisco Bolognesi le falta cartuchos y NO DECIDIERAMOS EN DARLE TONELADAS DE ELLOS. No toleraremos saqueos ni incendios, hay que eliminar al enemigo. El Perú, nuestros hijos y nuestros nietos están primero.